Vela Aromática Hojarasca

Balmoria Vela Aromática Hojarasca

Vela artesanal aromática de cera de coco diseñada para crear una sensación acogedora y de calidez en un espacio.

Vela Aromática Hojarasca
120 gr330 gr

$450 - $750

- +
AGREGAR A CARRITO

QUÉ ES

La Vela Aromática Hojarasca de Balmoria tiene una combinación de notas mayormente masculinas con un matiz floral que neutraliza y da un balance de aromas frescos con cálidos. Está elaborada con cera de coco y está vaciada a mano en un envase de cerámica artesanal. Notas de salida: bergamota y limón amarillo Notas de corazón: jazmín y lavanda Notas de fondo: tabaco, maderas blancas y musgo
Vegano Origen botánico Ingredientes Locales Hecho en México Comercio justo Reciclable No probado en animales

PARA QUÉ SIRVE

  • La cera de coco tiene una combustión más larga y pura
  • Guarda un alto porcentaje de aromas y los desprende uniformemente.
  • Incluso el olor se puede percibir cuando está apagada
  • El énfasis de esta vela es «sentirse a gusto» en una habitación o estancia

CÓMO USAR

Usa un cerillo o un encendedor para encender la mecha. Siempre supervisa el encendido y quemado de la vela. Manténla lejos de materiales inflamables, niños y animales.

INGREDIENTES CLAVE

Sándalo

Sándalo

Aporta un toque de sensualidad y ayuda a generar una sensación acogedora

Lavanda

Lavanda

Aporta la suavidad que conduce a la relajación y disminución de estrés

Jazmín

Jazmín

Brinda una sensación de vitalidad y frescura que levanta el estado de ánimo

TODOS LOS INGREDIENTES

Cera de coco, cerámica, algodón, aceites esenciales y fragancia.

OTROS DATOS

  • Envase de cerámica hecho a mano en un taller artesanal en Morelos que da trabajo a más de 25 familias.
  • El simbolismo de la hojarasca tiene múltiples connotaciones, ya que las hojas de los árboles en sí simbolizan el ciclo de la vida y la muerte, y son el más evidente ejemplo de las cuatro estaciones del año. Dentro del imaginario cultural, tiene un aspecto negativo que anuncia el fin de un ciclo (hacia el invierno), pero también es el momento en el que ocurre la cosecha de todo lo que se trabajó en un año y la posibilidad de hacer nuevas cosas y renovarse. Se considera el punto de la madurez y de la reinvención.