Calendula Butter Bálsamo Corporal

Edena Calendula Butter Bálsamo Corporal

Bálsamo corporal ultrahidratante de caléndula y flores que aporta hidratación profunda a la piel.

Calendula Butter Bálsamo Corporal
120 gr

$380

- +
AGREGAR A CARRITO

QUÉ ES

La Caléndula Butter de Edena es una mantequilla corporal natural nutritiva pensada como slow-skin.food para una piel fuerte y saludable. Con la caléndula como principal incrediente activo, este bálsamo contiene propiedades cicatrizantes, emolientes, desinflamantes y antimicóticas. En esta fórmula las caléndulas, con sus flavonoides y carotenoides, están presentes en dos tipos de extractos: macerado oleoso y extracto acuoso, y conviven con una equilibrada cascada de aceites, con cacao (nutritivo y protector), una carga bien generosa de activos emolientes y humectantes. Este bálsamo contiene un toque de mandarina que le aporta frescura.
Vegano 100% natural Origen botánico Ingredientes certificados Ingredientes Locales Hecho en México Comercio justo Reciclable No probado en animales

PARA QUÉ SIRVE

  • Protectora
  • Emoliente
  • Suaviza y protege
  • Ideal como crema reparadora para manos activas

CÓMO USAR

Aplica amorosamente. Reaplica cada vez que tu piel lo necesite. Pensando en los ciclos estacionales, en tiempo del calor este bálsamo corporal es perfecto como tratamiento para nutrir la piel expuesta al sol y para los pies que andan más al descubierto. Para los meses más fríos es justo lo que todo el cuerpo pide como manto ultra protector. Slow-skin-food para una piel fuerte y saludable.

INGREDIENTES CLAVE

Caléndula

Caléndula

Humectante, calmante y regenerante.

Cacao

Cacao

Estabilidad de la cascada de lípidos, humectante, antioxidante.

Vitamina A

Vitamina A

Antioxidante.

TODOS LOS INGREDIENTES

Agua destilada, aceite de nuez de macadamia, aceite de semilla de ajonjolí, cacao, extractos de caléndulas, leche de avena, humectantes naturales, aceite esencial de mandarina, pachuli, vitamina E y vitamina A

OTROS DATOS

  • Envase de vidrio retornable color ámbar.
  • «Las primeras flores que cultivé fueron caléndulas, ellas fueron las primeras que me mostraron la potencia curativa de las plantas. Con ellas aprendí también a leer un poco a la naturaleza». Ana Blanco, fundadora.